Tribunal Superior Judicial de Ibagué confirmó condena contra los padrinos de niña de 3 años por su homicidio

Judiciales

El equipo periodístico del Informativo LC Noticias pudo conocer que, el Tribunal Superior de Ibagué confirmó en segunda instancia la condena de 39 años y 8 meses para Ángela Johana Guerra y una pena de 13 años de prisión para Edilberto Rojas Torres por el delito de tortura agravada. Los condenados eran los padrinos de Sara Ayolina Salazar Palacios de tres años 

Según las investigaciones, la niña fue entregada a sus padrinos por su madre porque no tenía los recursos para mantenerla, la niña vivía en condiciones infrahumanas y de abandono, lo que generó daños físicos como la pérdida del cartílago de su nariz, sus dientes y pequeñas mutilaciones en sus dedos, entre otras lesiones que poco a poco fueron sumándose hasta llevarla a la muerte.

El dictamen médico legal presentado por el ente acusador determinó que murió a causa de ‘zarandeo’, término aceptado en medicina para referirse a cuando una persona es balanceada con fuerza de un lado a otro de manera violenta, tal y como le sucedió a la menor de edad quien sufrió un trauma craneoencefálico.

Los peritos notificaron también que no había un solo espacio en su cuerpo que no tuviera una lesión o abrasión, así como cicatrices recientes y antiguas.

La mujer fue hallada culpable del delito de homicidio agravado en concurso heterogéneo con tortura agravada, mientras que su pareja, por tortura agravada.

Según lo demostrado por la Fiscalía, a través de más de 80 pruebas testimoniales y científicas que fueron contundentes, los hoy condenados sometieron a la niña a un maltrato físico agudo, sistemático y crónico por el lapso de un año, que la llevó a una desnutrición severa durante el tiempo que la tuvieron bajo su custodia.

Deja un comentario