Una mujer que sometía a sus hijas de 10 y 11 años a vejámenes sexuales, y luego vendia los videos fue condenada a 32 años de prisión  

Judiciales

Un juez de Chiriguaná (Cesar), condenó a 32 de cárcel a una mujer quien y según los argumentos y material probatorio de fiscalía, sometía a sus hijas de 10 y 11 años a vejámenes sexuales, las grababa con un teléfono celular y luego comercializaba los contenidos.

Las investigaciones de las autoridades señalan que, los hechos se registraron en 2019 y, al parecer, la mujer le envió por error, un video al padre de las menores quien puso en conocimiento de la Fiscalía el abuso al que estaban siendo sometidas sus hijas.

La Fiscalía lo imputó  por los delitos  de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado en concurso y pornografía con menor de 18 años, por los cuales fue condenada.

Durante las audiencias la mujer se allanó  a los cargos.

Deja un comentario